Un dia de vida

Un dia de vida

viernes, 26 de octubre de 2007

El primer viaje de Luli

Con solo mirarme me liberas,
Aunque yo me haya cerrado como un puño
Siempre abres
Pétalo tras pétalo mi ser,
Como la primavera abre con un toque
Diestro y misterioso su primera rosa.
Ignoro tu destreza para cerrar y abrir
Pero, cierto es que algo me dice
Que la voz de tus ojos
Es mas profunda que todas las rosas.
Nadie, ni siquiera la lluvia,
Tiene manos tan pequeñas.

E.E. Cummings


Recuerdo Luli tu primera mirada cuando nos mostraron tu cuerpito fragil y arrugado. Mami Mariana había hecho mucho esfuerzo para que salieras y te llevaras el mundo por delante, estaba cansada pero felíz. Segui tu primer viaje en manos de la enfermera de neo y sentía un orgullo inmenso, pensaba para mi: ahi va mi hija, tan dulce y tierna, ojo no la dejes caer (primer miedo de madre primeriza). Observe cuando te daban tu primer baño y tu primer pesaje y no lloraste, fuiste tan valiente. Mientras ponian tu huella en una hoja la doc. me hacia preguntas y mis respuestas eran tan mecánicas, yo solo tenia ojos para vos. Tu madre, a la cual por cierto escuchaba reir en la sala de parto estaba siendo preparada para esperarte en la habitación y ahi empezó tu segundo viaje por los pasillos del hospital, te llevaban a la Neo y ni bien atravesaste la puerta me quede afuera desolada pero bien cerquita para escucharte por las dudas. No me animaba a entrar, se suponía que los padres no podíamos entrar ahi. Por suerte una enfermera me vió las lagrimas en los ojos y se apiadó de mi (un segundo mas y tiraba la puerta abajo, no aguantaba más lejos de mi pequeña). Te vi desde lo lejos acostada en tu cunita, junto a vos había dos bebes más que también lloraban desconsolados, me permitieron abrazarte por primera vez y te calmaste al isntante y me miraste con tus ojitos llorosos, me acercaron una silla y recuerdo que me senté, porque desde que te tomé en mis brazos no tuve ojos para nada más y te dormiste en mis brazos, haciendome la persona más feliz de la tierra. Al rato empezó tu tercer viaje directo a los brazos de mami Mariana que te esperaba ansiosa en la habitación y te prendiste de su teta como lo seguía haciendo ahora con ganas y desesperación por si te la sacaban pronto. Te aclaro que ninguna de tus mamis durmió esa noche, no fuera cosa que dejaras de respirar. No podíamos dejar de mirarte. En tu primer foto parecés un osito de peluche toda tapadita.
Bueno solo queria poner en palabras la alegría enorme que fue para tus dos mamis tus rpimeras horas de vida.
Te quiero mucho mi Lulinda.

Mami Marina

5 comentarios:

Magui dijo...

Hola Chicas!
hermosa Luli, hermoso el relato de sus primeras horas.
les damos la bienvenida al blogueo y les pedimos permiso para linkearlas en nuestro blog.
besos a las 3 y cuenten qué tal la primer clase de matronatación!
Magui y Gabi

Julieta dijo...

Que copado, bienvenido al mundo este blog! Yo voy más atrevida que Magui y las voy a linkear sin permiso =D

Me encanta como empieza esta historia. Salu2!

la gabi dijo...

hola Chicas! Bienvenidas! Qué bueno que hayan decidido abrir su propio blog. Las linkeamos y seguimos atentas al relato. Besos!

Jorge dijo...

Hola Lu, bienvenida a este mundo maravillosos, acá estamos todas las personas que te quieren y te vamos a acompañar en este emocionante viaje de la vida.
Un beso grande a tus mamás que son unas campeonas.

Moni y Laia

Andrea y Adriana dijo...

hola a las 3! que hermosisimo relato! Sobre todo para quienes queremos emprender el camino de la maternidad y nos imaginamos el dia del nacimiento de nuestro bebe y como sera la accion de cada una de las dos mamas que integren la nueva familia!
Gracias por este blog, y cueneten con dos futuras mamis que estan por emepezar su buisqueda prontito desde Mardel